SIEMPRE SE PUEDE DEJAR HUELLA EN EL CEMENTO FRESCO

Actualizado: sep 27


Por Patricia Pennisi


“Dime y lo olvido, enséname y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”, una frase de Benjamín Franklin que aplica a la perfección en este aquí y ahora, con cada situación nos vamos sumergiendo en las teorías de la comunicación que forman parte de nuestra vida cotidiana, sin aprendizajes de memoria, sin “recetas de cocina”, aplicando, aprendiendo, comprendiendo, que es la mejor forma.


Todo tiene su contexto, su tiempo, su lugar, su idiosincrasia (un ejemplo es el lenguaje, para nosotros es difícil pronunciar alemán, por ejemplo, porque son fonemas que no utilizamos, y lo mismo le pasa a otros que no son latinos y quieren hablar español, escuchamos a Terminator decir “Hasta la vista baby” y por más que sea Schwarzenegger es al menos extraño).


Y como nos encanta “ educar con el ejemplo”, hay una frase de Jean Paul Sartre que dice “cada ser humano es lo que hace con lo que hicieron de él”, “influyen en nosotros los que nos imparten educación”, es “el mito como lenguaje” diría Graciela Fernández,” se deja huella en el cemento fresco” leímos por ahí en una historieta de Landrú, y realmente de eso se trata: articular la mente con la acción (utilicemos el cuartito de los recursos internos, ese que tenemos piel adentro y nos ayuda a poner en marcha el engranaje del pensamiento).


Experimentos sociales nos muestran que el ser humano se subjetiviza, por ejemplo el de la cárcel de Stamford, donde los presos pasan a ser guardias, que también tuvo su versión cinematográfica, y tal vez sin ser tan científico, un poco más marketinero o pochoclero, pero igualmente certero, es la película “De mendigo a millonario” (la escena de Dan Aykroyd vestido de Papa Noel y con una pata de jamón adentro del traje es antológica).


No existe la objetividad ni la libertad de prensa, existe la “libertad de empresa”, en el aire quedó flotando la anécdota de un periodista que dijo que corriendo por la calle” le habían dado datos”, ¿complicado de creer no? bueno, no tanto…hay una empresa de telefonía que te permite pasarle “datos que te sobran “a otros usuarios, ¿estaremos hablando de lo mismo?


Es difícil en esta época poder decir lo que se piensa en los medios, y a veces la construcción de ideas o del lenguaje nos permite “con arte “decir verdades, aún ante la adversidad.


Dicen que la música es la máquina del tiempo más perfecta y Charly García nos lleva a lo que sucedía en la época de la represión cuando crea “Alicia en el país de”, en claro alusión a la dictadura, la inteligencia nos puede mostrar la forma de decir lo que queremos cuando el que manda nivela hacia abajo, porque siempre fue así.


“NUNCA DISCUTA CON UN IDIOTA, LO REBAJARÁ A SU NIVEL Y LE GANARÁ POR SU EXPERIENCIA”, otra frase que toma relevancia en nuestros tiempos y nos demuestra que la intertextualidad es una buena forma de mantenernos a salvo de la ignorancia del poder (sobre todo de los medios), y si en algún momento tenemos que justificarnos, hagamos uso del lenguaje corporal, una buena cara de “yo no fui” siempre cotiza en bolsa.

“Y como todo tiene que ver con todo”, decía nuestro querido Pancho Ibañez, siguiendo con las frases, todo lo que estamos haciendo es connotando, dejándonos llevar por esos disparadores que agilizan nuestra mente (distinta de la denotación, pero ya tendremos tiempo para abrir esa “nueva grieta” de la semiótica).


Y así,” sin querer queriendo” (frase de nuestro “filósofo contemporáneo” el Chavo) volvemos a la objetividad y el poderío del lenguaje, la palabra “crisis” dicen que es oportunidad, cuando en realidad, y desde la etimología, lo que termina en “isis” es ruptura, entonces ¿será una oportunidad renacer a partir de una ruptura?, posiblemente sea cuestión de deshojar la margarita y ver que nos depara el destino.


Entonces ¿somos libres desde la palabra? La respuesta la tienen los sesgos cognitivos, donde recomendamos ampliamente el libro “Pensar rápido, pensar despacio”, y la necesidad de adaptarse a los tiempos que corren “vísteme despacio que estoy apurado “se adapta mucho más a nuestras actuales circunstancias, los mensajes que nos dan los medios, hay que pensarlos, las publicidades machistas, las propuestas engañosas, el aquí y ahora, la cultura (que nos interpela todo el tiempo), los discursos sociales.


Antonio Gramsci (1891-1937) escribió sobre el primer genocidio armenio y decía “Sucede siempre así para que un hecho nos interese, nos conmueva, se transforme en una parte de nuestra vida interior, es necesario que suceda cerca de nosotros, cerca de gente de la que hayamos sentido hablar y que esté dentro del círculo de nuestra humanidad”, es decir, si queres que se involucren, tenes que hacerte conocer, las teorías de la comunicación sirven en la medida que las apliquemos (PROMOCIÓN VALIDA PARA TODA LA REPÚBLICA ARGENTINA. ACUMULABLE y COMBINABLE CON OTRAS PROMOCIONES QUE INVITEN A PENSAR. EL REINTEGRO SE APLICARÁ EN EL PRÓXIMO RAZONAMIENTO. EL BENEFICIO SE APLICARÁ SIEMPRE QUE LA MENTE SE ENCUENTRE CONECTADA A LA LENGUA Y LA CABEZA NO SE ENCUENTRE BLOQUEADA O EN MORA.LA IMAGEN DE LA FIGURA HUMANA HA SIDO RETOCADA Y/O MODIFICADA DIGITALMENTE A CONVENIENCIA DEL MEDIO)

32 vistas
 
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Instagram